El pueblo de Bollullos - Turismo y Actualidad

El pueblo de Bollullos

Bollullos Par del CondadoBollullos Par del Condado es un municipio español de la provincia de Huelva, Andalucía. Con una población de 13.906 habitantes (2008) y una superficie de 50 km².

Su economía es principalmente de tipo agrícola (viñedo, melocotón y fresa), aunque también hay que reseñar la importancia de la industria vitivinícola y el auge cada vez mayor del sector servicios; aquí destacan la reparación de vehículos de motor, artículos personales y de uso doméstico, la construcción, la industria de la alimentación, bebidas y tabaco, la hostelería y la industria de la madera y del corcho.

De este modo, el siglo XVIII, y en concreto sus últimos 25 años, vio cómo Bollullos comenzaba una singular etapa de prosperidad gracias al comercio de sus caldos, sobre todo dirigidos al Nuevo Mundo, de una parte, y a la llegada de familias de otros lugares de la región e incluso del extranjero, de otra. Hacendados forasteros, con apellidos de origen francés, tales como Cané, Guitart, Briout, Pierres, Neble…. establecieron sus bodegas abastecidas por sus propias plantaciones de viñas y las de los lugareños.

Ya como municipio de la provincia de Huelva, hecho que ocurrió en 1834, Bollullos contaba con una población de 4.600 habitantes, importante peso demográfico para una villa caracterizada por una dicotomía territorial profunda en el tránsito del Antiguo al Nuevo Régimen. Dos amplias dehesas, Remuñana y Montañina, una cuarta parte del solar municipal, aún se encontraban en manos de la casa de Medina Sidonia. La historia más reciente de Bollullos se escribe entre una ascendente tendencia poblacional relacionada con los altibajos propios del mercado vitivinícola, y una masa de jornaleros que exigían tierras propias.

Jardín Ramos Mantis

Bollullos par del Condado, constituye un claro ejemplo de localización estratégica dentro dela provincia de Huelva. Su posición, a medio camino entre Huelva y Sevilla, y su carácter de puerta natural al Parque Nacional de Doñana, le confiere un especial protagonismo en el desarrolla social, económico y territorial de la comarca, hasta el punto de constituirse en una de sus localidades más dinámicas.

Torre de la IglesiaLa torre de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol. Es una parroquia muy antigua, considerada el símbolo representativo de Bollullos, de la que ya existe constancia en textos de 1361. El actual templo parroquial se construyó durante la Baja Edad Media y se encuentra ubicada en la que, durante mucho tiempo, fue la única plaza existente en el municipio, frente al Ayuntamiento. Imagen de Pablo Rivera

Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, de estilo mudéjar y barroco. Fachada y torre del siglo XVIII, obra de Antonio Matías de Figueroa. Es monumento histórico-artístico nacional.

Parroquia Santiago Apostol

Plaza de la Fuente

La placita de la Fuente. Bollullos Par del Condado, dedica esta plaza a su patrona, Ntra. Sra. de las Mercedes, y a su ilustre alcalde D. Francisco Pérez y Vacas. Se realiza en el segundo tercio del siglo XX con un austero acento regionalista. Además, se convierte en la plaza del pueblo, debido a la pequeñez de la plaza de la Iglesia y su situación céntrica. Destaca el azulejo en dedicado a la patrona y otro de menor tamaño dedicado a D. Francisco Pérez y Vacas.

Ayuntamiento Bollullos

Fachada monumental del Ayuntamiento, se ubica frente a la Parroquia de Santiago Apóstol. Se desconoce la fecha de su construcción, pues los archivos municipales ardieron en 1913. Es de interés también destacar que, con fecha veintiocho de agosto de 1948, el Ministerio de la Gobernación concedía a Bollullos par del Condado el título de CIUDAD, previo informe positivo de la Real Academia Española de la Historia y a raíz de la solicitud enviada por el Ayuntamiento de la localidad.Ermita Sra de las Mercedes

Ermita de Ntra. Sra. de las Mercedes, patrona de la ciudad. Estilo colonial. Siglo XX. Delante de la ermita existe un monumento romano, columna de mármol, procedente de un templo romano anterior a J.C.

 

Los datos más fidedignos nos muestran en el siglo XV un término municipal formado por varios asentamientos humanos, situados en los alrededores del actual núcleo de población: junto al convento franciscano de San Juan de Morañina, en los parajes de Marchenilla, Reyerta, Villares y Cabezo de Santiago, en las proximidades de la actual ermita de Ntra. Sra. de las Mercedes. La principal lacra de la época, la peste, terminó desplazando a todos estos núcleos poblacionales hacia el actual emplazamiento de la localidad, donde ya en 1645 se contabilizaban unas 3.000 almas.

(312)